¿Cómo llegan los lectores al periodismo narrativo online?

El reporterismo literario aprovecha las libertades de internet, pero compite con desventaja en la conquista de los primeros puestos de los buscadores. Las redes sociales auxilian a los perros callejeros del oficio y se convierten en herramienta indispensable, a veces única, para catapultar el número de visitas.

El periodismo comprometido con la estética se expande por la malla virtual. Algunos hablan de un resurgir de la crónica, sin embargo, como aconseja Jorge Carrión, no debemos dejar que las modas nos nublen la memoria: “Hay una generación que ahora tiene entre cincuenta y setenta años, que ha escrito durante décadas no ficción de alto nivel, experimental, comprometida”. De cualquier manera, la proliferación es innegable: vemos desde grandes proyectos como Jot Down a revistas como Zero Grados o blogs como la Barcelona Inconclusa de @laureanodebat.

La ausencia de limitaciones de espacio no explica por sí misma el crecimiento. El soporte online ofrece una flexibilidad de formatos en la que el profesional puede arrellanarse. El bloguero Fran Barquilla añade otros factores que mejoran la lectura: “Efectos en el desplazamiento del texto, intercalar imagen y sonido con fluidez o incorporar la interactividad”. Basta mirar la apariencia e-book que emplea Anfibia: alivia la vista y despeja distracciones.

Las redes sociales pueden garantizar la visibilidad de contenidos de calidad/ Foto:  Infocux Technologies

Las redes sociales pueden garantizar la visibilidad de contenidos de calidad/ Foto: Infocux Technologies


Lucha por las visitas

Otro asunto (que abordaremos en otro post) es si el usuario está dispuesto a sumergirse en textos que pergeñan una expresividad literaria o poética y, por lo tanto, se alejan de la asepsia informativa y de la brevedad tan oportunas en esta época de desquiciante actualidad. La lucha por la audiencia se libra en los primeros resultados que arrojan los buscadores y el arma de batalla es el conjunto de técnicas de posicionamiento SEO on-page. Así, a vuelapluma, se trata de prever qué palabras clave utilizará el usuario cuando rastree artículos de la temática de tu página y, posteriormente, adaptar los contenios a esos términos. Existe también un SEO off-page para generar enlaces que ayuden impulsar la autoridad y el atractivo del sitio para Google.

Estas estrategias fundan una buena alianza con artículos, digámoslo así, útiles: de servicios o de alto contenido práctico o, en materia periodística, noticias o reportajes informativos. Es decir, todos aquellos escritos que satisfagan unas necesidades muy concretas y definibles.

¿Por qué las redes sociales?
Al contrario, el periodismo que nos interesa se empeña en fabricar nuevos temas, describir el mundo a partir de detalles impensables, tramar enfoques inusuales y sorpresivos… Tiene las de perder en esta guerra. Jorge Miguel Rodríguez y José María Albalad aportan algunas cifras en el libro Crónica y mirada, coordinado por la directora de Zero Grados, María Angulo. Por ejemplo, sólo el 17% de las visitas de la Revista Anfibia proceden de los buscadores, en cambio, las redes sociales (Twitter y Facebook) proveen el 64.8% de ellas. Frontera D únicamente recibe unas 1000 visualizaciones diarias de media. Emilio Galiacho supervisa el tráfico digital y habla de la importancia de viralizar los contenidos. Justamente, esta publicación tocó su techo de visitas gracias a Menéame, otra red social.

El navegante virtual se mueve con prisa y a trompicones. Revisa varios sitios a la vez, entre párrafo y párrafo mira un vídeo o contesta un tweet o cambia la reproducción de Spotify. Las crónicas de largo aliento requieren otra actitud. Las redes sociales sirven para que las personas con gustos afines construyan comunidades alrededor de grupos de Facebook, de las fanpage o de perfiles o listas de Twitter. Así, los lectores reciben directamente el tipo de artículos que desean consumir y que difícilmente encontrarían a través de los buscadores. Lo más importante es que los contenidos lleguen sin la merma en su calidad derivada de la obsesión por cumplir con las keywords.

Para las cabeceras de cierto tamaño como Jot Down, Malpensante o Gatopardo es relativamente fácil construir una audiencia fiel a través de estas plataformas: hay detrás muchos autores moviendo los contenidos. Además, cuentan con periodistas consolidados que elevan la autoridad del sitio. Por otro lado, para blogs incipientes como Manjar de hormiga, las redes sociales son la única manera de hacerse visible. Es un proceso costoso, precisa mucha dedicación, interacción y un análisis minucioso de las características de cada artículo para saber qué cuerdas (qué páginas, qué asociaciones, qué personajes…) vibrarán al contacto de nuestro texto y despertarán esa melodía de likes y shares tan codiciada.casillafacebook_per

Anuncios

3 Respuestas a “¿Cómo llegan los lectores al periodismo narrativo online?

  1. Tienes mucha razón en la parte del SEO. Muchas veces nos olvidamos de los aspectos que no se ven… Y, hablando de olvidados, el libro Crónica y mirada que nombras en el post, resulta que su creadora, Maria Angulo, es la directora del proyecto Zero Grados. Qué pequeño es este mundo a veces!! 😉

    • Cierto. Se me ha pasado especificar el nombre. Enseguida lo arreglo ;). Gracias por avisar y por tu comentario. Saludos, Manuelica 🙂

  2. Pingback: 10 consejos para escribir periodismo narrativo online | Manjar de hormiga·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s