¿Las mujeres son libres porque eligen pintalabios?

‘Algunas fiestas de cumpleaños son cursos acelerados de machismo’

Querer mear y que el baño esté ocupado aporta gran lucidez. No ocurre en los  casos extremos, cuando la vejiga pone a vibrar las piernas y peligran los pantalones y la dignidad; pero sí en los momentos en que uno intenta soltar amarras tranquilamente y algo se lo impide. Ahí los ojos adquieren precisión y detectan las trampas de la civilización: por ejemplo, las tretas del machismo.

Me meo -ya os digo- mientras apuro un cortado en una cafetería de la avenida Alfonso el Sabio (Alicante). Es un local monísimo con sus dulces de colores dentro de burbujas de cristal o sus focos colganderos sobre una barra recorrida también por bandejas rebosantes de postres, tartas y chocolates daltónicos. En el reflejo de cualquiera de sus impecables utensilios es posible peinarse o aplicarse hilo dental. Después de un rato allí uno se pregunta cómo ha acabado dentro del cerebro de los creadores de Mr. Wonderful.

Catálogo de juguetes para niñas/ Foto: Charhadas.com

Catálogo de juguetes para niñas/ Foto: Charhadas.com

He ido al baño, al fondo del local, con la cabeza agachada. La puerta cerrada me obliga a esperar. Sólo entonces veo un habitáculo enorme y acristalado como esas obsoletas peceras para fumadores. El color rosa me abofetea. La pared del fondo es una pizarra enorme llena de rallajos y nombres de niña. Poco a poco, conforme consigo adaptar mis ojos a tal violencia cromática, adivino lo que sucede dentro. Es una fiesta de cumpleaños exclusiva para chicas. Hay sillitas de cuento de hadas, cordeles de esquina a esquina del techo con una especie de banderitas de cuento de hadas, copitas estilo María Antonieta sobre una mesa muy larga con los restos de un banquete de cuento de hadas y patatas fritas.

Sorprendentemente, las chiquillas de 6 ó 7 años forman en cola muy formales. Sólo una de las invitadas garabatea la pizarra sin orden ni mesura (una marginada, supongo). Las otras aguardan su turno en un par de filas. En la primera, una monitora adulta les practica una manicura concienzuda, tras esto, las pequeñas cambian a la segunda hilera donde otra joven les pintará las uñas. Por último, reciben un cojín cilíndrico y mullido como un gato persa, se sientan y, muy rectas y aplicadas, posan sus manitas sobre él para que seque el esmalte. Por supuesto, antes las habían maquillado. Todas aletean sus párpados sombreados.

Hay demasiado barullo para oír lo que dicen en el interior. Las dos chicas adultas explican cosas sin parar. Lo único que capto con claridad al leer sus labios es, como no, la palabra “princesa”. Las chiquillas reclaman atención: posturean como modelos, levantan un brazo, adelantan un hombro, se ajetrean el pelo. Un par de niñas debaten sobre la forma más molona de torcer la cara y sacar morritos. Las esteticistas animan, sugieren poses más cucas y repiten la palabra princesa.

Y, como el baño sigue ocupado, percibo los artificios del machismo, su impermeabilidad, su habilidad para reciclarse. Pienso que, en pocas semanas, las criaturas darán saltos de alegría debajo del árbol de Navidad mientras abrazan sus brochas y pintalabios de Violetta o sus pegatinas de Top Model. Pienso luego en los spots publicitarios para perder peso en los que salen mujeres odiándose a sí mismas. Recuerdo que el objetivo íntimo del machismo es que la mujer trascienda poco, que se encierre en sí misma y controle su naturaleza, su espontaneidad. Pienso en la anorexia.

La puerta sigue bloqueada, alguien habrá sufrido una digestión difícil y, la verdad, no me apetece comprobarlo. El servicio de mujeres queda libre. Entro en él. Me da miedo, no sé si estoy rompiendo algún hechizo.

casillafacebook

Anuncios

2 Respuestas a “¿Las mujeres son libres porque eligen pintalabios?

  1. Pingback: ¿Las mujeres son libres porque eligen pintalabios? (Crónica)·

  2. Pingback: Busca las crónicas e historias de tu barrio | Manjar de hormiga·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s