Las adolescentes sueñan con morir en carnaval

Los alicantinos festejan carnaval frente a los escenarios de La Rambla/ Foto: J.O.

Los alicantinos festejan carnaval frente a los escenarios de La Rambla/ Foto: J.O.

Llego tarde a La Rambla. Es cierto que en la noche de carnaval no existen las horas. Sé de mi retraso, sin embargo, porque el olor caldoso de las meadas inunda las zonas de baile y florecen en el suelo las primeras botellas abandonadas. Algún borracho se desvía de su grupo, comenta disfraces, balbucea bromas a desconocidos que no entienden, pero, alcoholizados también, fingen comprender y se carcajean y le palmotean la espalda.

Es curioso que para mezclarse sin pudor, para ser más humano, el hombre se disfraza de otra cosa.

Enseguida la veo. Frente al primer escenario ella parece flotar por encima de todas las cabezas. Se aúpa gracias a la valla que rodea la tarima. Baila de cara a la gente. Cierra los ojos, levanta los brazos. Dos rayas negras, marcas de guerra, surcan sus mejillas: ese es todo su disfraz. Será que los adolescentes acaban de estrenar su identidad y temen que se les pierda.

Cuando arranca una canción y no la reconoce, la chica se detiene y se queda reflexiva. Luego resalta morros, saca la lengua para alguna de sus amigas que la admiran desde el foso. No ignora las luces engastadas en su cara y, por eso, mide tanto sus movimientos que quien la contempla piensa en el ridículo. No obstante, acuérdate de la adolescencia, de la hormona tonta encaramada a los labios, de la idiotez bellísima.

Cree -como alguna vez supimos todos- que hay que jugarse el prestigio y el hígado cada noche. Ella no es como la ves, así, tan exiliada de toda lógica. Ella se ve nadar en los juegos de focos de la noche, siente al público; se imagina a sí misma muy nítida, perfecta, épica, como si la realidad respirara bajo los filtros de Instagram.

Por supuesto, seguirá bailando cuando los borrachos ronquen y le merecerá pena (y la resaca) morir en carnaval.

Anuncios

Una respuesta a “Las adolescentes sueñan con morir en carnaval

  1. Pingback: Busca las crónicas e historias de tu barrio | Manjar de hormiga·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s